Si me puse protector solar… ¿por qué me he quemado la piel?

quemaduras-solares-verano-2016-bellezacool.com

La radiación solar que recibe la Tierra está constituida por radiación infrarroja (IR), radiación visible (la luz, tal y como la conocemos a través del ojo humano) y radiación ultravioleta (UV). Esta última, que tan sólo supone un 5% de la radiación solar que alcanza nuestro planeta, es la responsable no sólo del bronceado sino también de las quemaduras cutáneas.

Tomar el sol tiene efectos positivos sobre nuestro organismo, favorece la síntesis de vitamina D, nos broncea la piel y puede mejorar enfermedades como la psoriasis. Sin embargo, tomar sol en exceso sin las debidas precauciones puede dañar la piel produciendo quemaduras.

Para evitar las quemaduras solares es recomendable que para la próxima vez tengas en cuenta los siguientes aspectos:

  • Compra un protector solar de amplio espectro que tenga protección frente a la radiación UVA y UVB. Si nadas o sudas mucho elige uno resistente al agua.
  • Evita el sol entre las 12 y las 4 de la tarde. El sol del mediodía incide perpendicularmente sobre la Tierra, atravesando un espesor de atmósfera menor que el sol tangencial del amanecer o del atardecer.
  • El bronceado debe ser progresivo. No quieras “ponerte negra” desde el primer día porque sólo conseguirás quemarte. Aplica el protector solar 30 minutos antes de la exposición y repite su aplicación a los 15-30 minutos tras comenzar la exposición solar.
  • No confíes en los protectores solares con nomenclaturas “pantalla total”. Tras el baño haz de secarte bien con la toalla, las gotas de agua disminuyen la eficacia del filtro solar (aunque sea resistente al agua) ya que crean efecto lupa.
  • Aunque el día esté nublado hay riesgo de quemaduras.  La radiación ultravioleta atraviesa las nubes y el agua la refleja, debiéndose sumar su efecto al de los rayos que inciden directamente sobre la piel.
  • Para algunas personas utilizar sólo el protector solar pude ser insuficiente por lo que se recomienda el uso de ropa protectora, además de sombrero y gafas.

¿Qué te ha parecido? ¿Conoces alguna otra recomendación que podamos tomar como medida de precaución?

Si te gustó, compártelo
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario